Razones principales para comprar una franquicia

Comprar una franquicia puede ser una experiencia que te cambie la vida. Hay que asegurarse de que sea una experiencia positiva haciendo su debida diligencia antes de firmar un acuerdo de franquicia. Un sistema de franquicia correctamente diseñado y ejecutado puede ser un método excepcional de expansión. A continuación, se detallan las diez razones principales para considerar invertir en una franquicia.

Una franquicia existente es un negocio llave en mano

Muchos emprendedores tienen las habilidades para administrar un negocio exitoso existente pero no tienen experiencia en todo lo que se necesita para poner en marcha un negocio, ya sea para obtener financiamiento o negociar los términos con proveedores indicados y alineados a una empresa.

La compra de una franquicia existente en un sistema bien diseñado que puede eliminar gran parte del trabajo duro: elegir un territorio, encontrar una ubicación, negociar un contrato de arrendamiento, encontrar proveedores confiables para completar un montaje adecuado, con los materiales indicados, a tiempo y dentro del presupuesto, establecer relaciones con los proveedores, entre otros. También puede iniciar un negocio con personal capacitado ya establecido.

Pero, aún tendrá que hacer su tarea, pues usted está comprando un negocio y tendrá que ponerlo en marcha, sin embargo, la franquicia lo llevará de la mano para no cometer errores y poner a funcionar su negocio en tiempo record, mitigando al máximo los riesgos.

Sistema probado 

Cuando compra una franquicia, compra un sistema, un método completo para hacer negocios. Las franquicias tienen un sistema establecido que debe seguir para distribuir los productos o servicios del franquiciante utilizando las marcas comerciales o de servicio del franquiciante. Tener un sistema probado ya en su lugar elimina las conjeturas y los errores que un propietario de un negocio común enfrentaría normalmente.

Además de ejercer cierto control sobre las operaciones de franquicias y la adhesión del franquiciado a las pautas de la marca, el franquiciante proporciona al franquiciado liderazgo y apoyo de franquicias.

Imagen corporativa y conciencia de marca

Si compra un sistema de franquicia que ya está establecido, la imagen corporativa y el conocimiento de la marca ya están reconocidos. Los clientes generalmente se sienten más cómodos comprando artículos con los que están familiarizados y trabajando con compañías que ya conocen y en las que confían.

En la mente del consumidor, la marca de un franquiciante es igual a la reputación de la compañía. Los grandes franquiciantes quieren asegurarse de que sus clientes estén satisfechos cada vez que compran en una ubicación franquiciada y que el franquiciado cumple con la promesa de valor de marca.

Mayor probabilidad de éxito

Comprar una franquicia es muy diferente de comenzar un negocio de cero. Como existe un sistema ya establecido, existe una mayor probabilidad de éxito. Si invierte en una oportunidad de franquicia comprobada y sigue el sistema que el franquiciante ha establecido, debe estar en camino de administrar un negocio exitoso.

Más fácil de obtener financiamiento

Las entidades financieras generalmente se sienten muy cómodos financiando la compra de una franquicia porque las franquicias ya tienen un historial comprobado. Los banqueros generalmente consideran que las cadenas de franquicias exitosas tienen un menor riesgo de incumplimiento de pago y tienen más probabilidades de prestar dinero en función de esa premisa. Además, es importante resaltar esto, puesto que hay franquicias que le permiten abrir más de un punto, y ese crecimiento de su negocio con puntos de franquicias puede ser apalancado por los bancos.

Formación

La mayoría de las compañías de franquicias ofrecen un programa de capacitación que generalmente se lleva a cabo en sus oficinas corporativas, además de capacitación adicional que ocurre en la ubicación real de la franquicia antes de la gran apertura. El franquiciante lo capacitará para ejecutar su franquicia de la misma manera que se ejecutan sus otras ubicaciones franquiciadas. Se asegurará de que esté administrando su negocio de manera eficiente y ayudará a eliminar cualquier error común que un nuevo propietario de un negocio generalmente enfrenta.

Apoyo continuo

Cuando compra una franquicia, cuenta con el respaldo de la marca y el respaldo de saber que forma parte de un sistema en crecimiento. Siempre podrá levantar el teléfono y hacer preguntas al franquiciante. Las franquicias establecidos también suelen tener personal de campo que puede visitar su ubicación para proporcionar asesoramiento y consultoría si es necesario.

Marketing

Las franquicias generalmente se encarga de manejar el sistema de comercialización; Estos costos están cubiertos por un Fondo de Publicidad inmerso en las regalías del negocio. Por lo general, también se requiere que el franquiciado gaste una cierta cantidad de marketing local. El franquiciador debe tener un esquema para que lo siga, le proporcionará material gráfico, manuales de marca y plantillas de material de marketing y también tiene proveedores específicos para que los use.

Territorio exclusivo

Cuando compra una franquicia, generalmente también está comprando un territorio exclusivo, o territorio protegido, en el que hacer negocios. Las franquicias permiten que se abra una cierta cantidad de franquicias dentro de una determinada región geográfica. Por lo general, tendrá derecho a un área determinada, y ninguna otra franquicia (dentro de su sistema de franquicias) puede abrirse dentro de esa área.

Propias ubicaciones múltiples

Ser parte de un sistema de franquicias puede ofrecerle más oportunidades para crecer dentro del sistema. Una vez que se haya convertido en un exitoso propietario de franquicia de una unidad, puede tener la oportunidad de convertirse en propietario de una franquicia de unidades múltiples. Más negocios, Más rentabilidad.


Imagen: Freepik